El Comité de Competición de la Federación Española de Ciclismo decidió archivar los procesos abiertos a raíz de la operación Puerto. El organismo atendió así el requerimiento del juez instructor del caso, Carmelo Jiménez, que señaló que no se puede utilizar la documentación recopilada por la Guardia Civil hasta que concluyan las diligencias. A la espera de conocer la decisión de la justicia ordinaria, la Federación prefiere abstenerse "hasta que recaiga la correspondiente resolución judicial".

De esta forma, Manolo Saiz (exdirector del Liberty), Vicente Belda, José Ignacio Labarta y Yolanda Fuentes (director, adjunto y médico del Comunitat Valenciana) seguirán ejerciendo. Los ciclistas implicados también continuarán compitiendo hasta que los tribunales dictaminen lo contrario. "Nunca estuvieron sancionados por la Federación --subraya el comunicado--, aunque tal garantía siempre ha estado en entredicho fuera del ámbito federativo por la aplicación del código ético".

Por su parte, la Comisión de Licencias de la UCI dio a regañadientes la licencia a Active Bay, propiedad de Saiz y que gestiona el Astana.