El kárate aragonés celebra este fin de semana las bodas de plata de su federación (FAK) con una gala en el Hotel Boston que hoy rendirá homenaje a las figuras más relevantes de su historia. Mañana (10.30 horas), como guinda, el Torneo Internacional Ciudad de Zaragoza en el Príncipe Felipe.

--¿Cómo llegó el kárate a Aragón?--Empezamos en los sesenta y tantos, aunque la Federación lleve 25. Fue Luis Zapatero el que lo trajo a Zaragoza. Comenzamos leyendo libros, yendo a cursos fuera, asociados a la federación de judo... y cuando la disciplina acumuló fama, en parte por algunas películas, se aumentó la afición cuando iniciamos la federación.

--¿Con qué salud lleva la FAK a este aniversario?--Bien. Está en su mayoría de edad, pero nos queda mucho por aprender. Hemos tenido la suerte de contar con gradísimos competidores, árbitros y maestros que han contribuido al crecimiento en calidad y cantidad. Raro es el campeonato en el que no conseguimos medallas y la lista de internacionales es enorme. El balance de estos 25 años es muy positivo. Mejorarlo será muy difícil porque hay federaciones que tienen un mayor número de licencias y gimnasios. Quizá hemos tenido más éxitos de los que nos corresponderían.

--¿Sobre que línea se está trabajando en la actualidad?--El tema que más me gusta es el de los niños. Hemos pasado en pocos años de 200 a 600 participantes en Juegos Escolares, lo que nos ha creado unos problemas de infraestructura... Más allá estamos cuidando a nuestros deportistas, que compiten con el nombre de Aragón, reforzando la conexión con las instituciones políticas, la española, la prensa... y modernizando la asociación con, por ejemplo, la creación de la web.

--¿Y dónde está el futuro?--El medallero es el que da el valor al trabajo de una federación. Subir es difícil porque el nivel en España, una potencia mundial, es altísimo y la diferencia con otras federaciones es grande. Queremos potenciar la cantera y ayudar a los que ya están. Sembrar para recoger. Siempre que ha habido una superfigura mundial, como pasa ahora con Alonso, hace que se arrastre gente en el deporte. Hemos reestructurado el sistema de seleccionadores, para no cargar solo a una persona y para que los resultados sean mejor.

--¿Cómo celebrarán esta fecha?--Es un orgullo que me haya tocado a mí este aniversario. Hemos decidido juntarnos todos: presidentes, seleccionadores, deportistas más representativos como Martínez Amillo, García Alcay y Yaiza Martín, la actual subcampeona absoluta de España... Queremos que sea un encuentro del pasado y presente, entre amigos. Hemos invitado a 80 personas que creemos que son la columna vetebral de estos 25 años, aunque nos hubiera gustado que fueran muchas más.

--Y mañana, el Internacional.--Es el quinto y poco a poco va creciendo el nivel. El año pasado tocamos techo con Francia y 5.000 espectadores. Es una fiesta de las artes marciales. Esta vez viene Italia, actualmente los mejores del mundo. Igualar lo que pasó el 2005 sería fenomenal.