Más de 750 niños provenientes de 20 colegios y clubs deportivos aragoneses participaron ayer en la segunda edición de la Carrera Escolar Eliseo Godoy. El evento tuvo como escenario el Parque Primo de Rivera, en el que la organización preparó un circuito en el que variaba la distancia según la prueba. Los niños más pequeños, los de tres años, completaron una carrera de 50 metros mientras que los más mayores, de 12 años, hicieron un recorrido de 600 metros. Todos los participantes recibieron una bolsa de regalos.

Lejos de tener carácter competitivo, la prueba estaba concebida como una fiesta. El buen día que amaneció ayer en Zaragoza contribuyó y más de 2.000 personas se dieron cita en el parque desde las once de la mañana. La APA del colegio organiza este acto con los objetivos de popularizar el atletismo entre los niños y fomentar su práctica.