Los jugadores del Real Zaragoza abandonaron ayer el estadio Vicente Calderón con caras de satisfacción tras la importante victoria conseguida sobre el Atlético de Madrid (0-1). Este triunfo coloca al Zaragoza en zona de Champions después de haberse disputado ocho jornadas del campeonato. "Estamos muy contentos, porque el equipo ha trabajado mucho y al final ha obtenido su justo premio. El triunfo no ha sido fácil, pero creo que en la segunda parte lo hicimos mejor que ellos. Ya estamos cuartos en la clasificación y ahora debemos seguir trabajando para mantenernos arriba", dijo Andrés D´Alessandro.

La actuación del portero César Sánchez fue decisiva para que el Zaragoza no encajara ningún gol en la primera parte del partido. César realizó sobre todo una gran intervención en un remate a bocajarro de cabeza de Luciano Galletti, pero prefirió restarle importancia a esa parada. "Quizás he tenido un poco de suerte. Lo más positivo es que hemos conseguido mantener la portería a cero. Hemos hecho un buen trabajo defensivo. Si llegas a ganar sin jugar bien eso hace que el equipo crezca", comentó el meta extremeño, quien añadió: "Este triunfo es muy importante para nosotros porque el Atlético es un equipo que va a estar peleando por los puestos de arriba y nosotros también queremos meternos en esa lucha".

GOL DE ÓSCAR El buen trabajo del Real Zaragoza en el Vicente Calderón tuvo como premio la victoria gracias a un gol de Óscar González, que había entrado poco antes en el terreno de juego para sustituir a Andrés D´Alessandro. "Víctor me ha dicho que a ver si marcaba y lo he conseguido. Es un gol muy importante, porque después de los resultados que ha habido somos cuartos, pero hay que seguir mirando hacia adelante, ser ambiciosos y pensar ahora en ganar al Getafe. Es un rival con los mismos puntos que nosotros y será un partido importantísimo", afirmó el mediapunta salmantino, que en los últimos partidos no había realizado actuaciones demasiado afortunadas.

Frente al Atlético de Madrid la gran novedad en el equipo titular del Zaragoza fue Ángel Lafita, que hizo una buena labor y ayudó al equipo a lograr la victoria contra los colchoneros. Lafita había jugado hasta el momento muy poco y entró para cubrir la baja por lesión de Pablo Aimar. "Me ha sorprendido estar en alineación y me he llevado una gran alegría. Estoy muy contento con mi trabajo y con el del equipo", explicó Lafita, quien añadió: "Estamos arriba en la clasificación y ahora no debemos bajar de la zona europea. El equipo se encuentra cada vez mejor".