Jorge Lagunas Becerril, jugador del Lalueza, pese a su juventud (20 años) tiene un amplio historial. Comenzó en el Oliver benjamín (tres temporadas), de ahí pasó al Stadium Casablanca alevín (una) y al Ebro infantil, donde estuvo hasta acabar su etapa de División de Honor.

De todas estas temporadas destaca: "La de segundo año de cadete, donde jugué como titular en la selección aragonesa, entrenado por Javier Puivecino, las dos últimas de juvenil con el Ebro, la primera en Liga Nacional consiguiendo el ascenso y la siguiente jugando en División de Honor, realizando una gran temporada en la primera del Ebro en su historia". Suele jugar de centrocampista que es el puesto que más le gusta, pero sus diferentes entrenadores encontraron en él un jugador polivalente, media punta e interior derecha, y de central también lo han sacado: "Es positivo porque te permité jugar más y defenderte en todas las posiciones, pero también es negativo que te vayan cambiando de sitio porque siempre cuesta adaptarse a una nueva situación en el campo", comenta.

La temporada pasada fichó por el Illueca ya que Julio López le convenció y le pareció un buen equipo, ya que buscaba el ascenso y se cumplió el objetivo: "Julio López contó mucho conmigo, luego me lesioné en un entrenamiento en la rodilla y desde finales de enero hasta casi el final de la temporada ya no volví a jugar", explica. No renovó porque hubo un cambio de entrenador y decidieron renovar la plantilla. Ficha por el Lalueza porque le llamó José Luis Toa: "Un equipo ambicioso, con buen campo y que aspira a estar lo más arriba posible, hay muy buen ambiente. Estoy jugando bastante y además en mi puesto. Creo que podemos estar en la zona alta y, aunque hemos empezado mal, esperamos estar arriba en las últimas jornadas y buscar el ascenso", explica.

En cuanto a sus aspiraciones en el fútbol, lo tiene claro: "Intentar llegar lo más alto posible, y si no es posible pues practicarlo que es lo que más me gusta". Prueba de ello es que también hace sus pinitos como entrenador: "He estado tres temporadas en el Ebro llevando benjamines, me quedé el primer año campeón. La segunda fuimos cuartos y la pasada, en segunda benjamín, de nuevo campeones. Pienso volver a coger otro equipo la temporada que viene", concluye.