Dos goles de Manu y Nacho bastaron para que el Getafe lograra una importante victoria frente a un Deportivo, que nunca causó problemas al equipo madrileño. Con esta victoria se sitúa en las posiciones que dan acceso a jugar la temporada que viene en Europa.

El Deportivo, con un sistema conservador, sólo pudo mantener su portería a cero durante nueve minutos. Un aviso de Pachón, que estuvo a punto de rematar un córner lanzado por Redondo, precedió al tanto de Manu, que introdujo en la red un magnífico pase en profundidad del suizo Celestini.

El tanto local obligó a los jugadores de Joaquín Caparrós a adelantar sus líneas, y el equipo gallego merodeó sin éxito el área de la meta del Pato Abbondanzieri. El portero argentino no se tuvo que emplear demasiado para atajar un disparó de Verdú y otro de Riki, que sólo, dentro del área, tiró flojo a las manos del internacional albiceleste.

Mientras que el Deportivo intentaba sacar petróleo de jugadas aisladas, el Getafe esperaba muy bien colocado la llegada del intermedio, e incluso pudo elevar el 2-0 al marcador con un disparo de Casquero desde fuera del área, que salió rozando el poste derecho a Aouate. El final de la primera parte, algo mediocre, colocaba momentáneamente al Getafe en puestos europeos.

DOMINIO LOCAL El segundo acto comenzó con una declaración de intenciones de Joaquín Caparrós. Desplazó a Coloccini al lateral derecho, y sustituyó a Barragán por Juan Rodríguez, que se situó de mediocentro en el lugar del argentino. Pronto se acercó el conjunto gallego a la portería de Abbondanzieri, pero Capdevila no llegó por los pelos a rematar una falta sacada por Verdú.

Pero el Getafe no se agazapó en su campo y convirtió la leve reacción gallega en un espejismo. El dominio local se hizo evidente. Celestini y Casquero hicieron invisibles a Sergio y a Rodríguez, y las ocasiones del Getafe no se hicieron esperar.

Primero golpeó Manu, que se encontró la pelota completamente solo dentro del área, y no fue capaz de batir a Aouate. Después Nacho penetró por la izquierda sin éxito. Y fue el jugador malagueño, que sustituyó a Redondo, quien anotó el gol 100 del Getafe en Primera División, tras completar una jugada de tiralíneas iniciada por Pachón.

El segundo gol del equipo madrileño sentenció al Deportivo, que vio impotente como el partido se consumía poco a poco sin tener ninguna oportunidad para reducir distancias en el marcador.