Agónica, pero merecida victoria del San Gregorio ante un correoso Venecia, que no dio su brazo a torcer hasta los últimos minutos del encuentro, dondo los locales remontaron el marcador.

El mando del choque perteneció a la escuadra local, que con su juego de toque alejó al Venecia del área de Ramón. Sin embargo, rozando la media hora de juego, Ignacio mandó a las mallas una falta directa, adelantando a los foráneos. Un duro golpe. Desde ese instante y hasta el descanso, el partido se hizo bronco y sin llegadas a ninguna de las porterías.

Tras el paso por los vestuarios, el San Gregorio salió en busca del triunfo, errando numerosas ocasiones de anotar. El conjunto de Torrero pudo haber sentenciado el encuentro, pero el cancerbero local salvó a su equipo de un gol cantado. A tres minutos del final, Richi Casañas estableció el empate, tras una gran combinación con su compañero Antonio. La salida al terreno de ambos fue providencial.

Pasado el tiempo reglamentado, llegó el tanto de la victoria para los de casa. Antonio, tras varios rechaces en el área, conectó un cabezazo que supuso los tres puntos.