Digna derrota de las chicas dirigidas por Nico Pedraza ante uno de los conjuntos punteros de la Superliga Femenina: el Athletic Club de Bilbao, que encontró en el equipo zaragozano un duro rival que se lo puso muy complicado para poder ganar en el día de ayer. Algo que se pudo observar en la pequeña pantalla, ya que el partido fue televisado por la televisión vasca. El encuentro fue un calco del disputado por el Transportes Alcaine en el campo del Rayo Vallecano.

En los inicios del enfrentamiento, las de casa eran las encargadas de manejar el tiempo del partido, pero su dominio era únicamente territorial, sin hacer sudar a la cancerbera visitante. Verónica Boquete puso en ventaja al Alcaine, mediada ya la primera parte, con una fantástica vaselina sobre la salida de Aiona. Este tanto, en vez de tranquilizar a las jugadoras aragonesas, les puso un poco nerviosas y no supieron manejar la situación. Si a esta mala gestión del resultado, unimos la ofensiva que montó la escuadra vasca, la igualada no se hizo esperar, Erika de jugada individual, tras ganar la espalda a la zaga, lanzó a la base del poste y el esférico besó las mallas. El tanto que giraba el tanteo, fue obra de Eba, que con la pierna izquierda envió el balón lejos del alcance de Andreia, a la escuadra.

En la reanudación el encuentro siguió vistoso, teniendo los equipos varias llegadas para marcar, incluido un lanzamiento al travesaño del Alcaine, que hubiera supuesto el empate a diez minutos del final. Sin embargo el gol que si entró fue para las locales, tras una pena máxima un tanto dudosa, en la prolongación, transformada por Tzibi.

El Transportes Alcaine mostró un buen nivel en el partido de ayer, ante un rival de enorme calidad en el que muchas de sus jugadoras son capaces de romper un encuentro, por lo que siempre hay alguna que tienen el día bueno y saca a relucir su nivel, algo que en su casa, con un terreno de juego amplio, eleva su potencial.

El cuerpo técnico del conjunto zaragozano se muestra contento con el rendimiento de las chicas, y espera tener un poco más de fortuna en el próximo compromiso ante el actual campeón, el Español de Barcelona. La competición se encuentra muy igualada, mucho más que otros años, lo que es bueno para el fútbol femenino, pero que obliga al Alcaine a sacar más puntos que en otras campañas para estar en una situación tranquila.