Con la reciente gira de cuatro equipos de la NBA por Europa, con la presencia de casi 90 jugadores extranjeros en la nómina de los 30 clubs, con la incorporación por primera vez de un mánager general italiano, Maurizio Gerhardini, en una de las franquicias (Toronto Raptors), ya no hay duda de hacia dónde camina la Liga estadounidense, que esta madrugada se estrenará con el partido inaugural entre los campeones Miami Heat y los Chicago Bulls.

La NBA apuesta por la globalización. Y a nadie debe extrañarle. Más de la mitad de los 30 millones de visitas a la web de la NBA durante las últimas finales fueron de fuera de EEUU. Y cerca de un 40% de los ingresos por concepto de mercadotecnia se generan más allá de sus fronteras. Muchos ojos seguirán atentamente los pasos de los Toronto Raptors esta temporada. Pero no solo en EEUU. También en el resto del planeta. Los Raptors se han convertido en el equipo de referencia de la nueva temporada.

¿Por qué tanto interés? No solo porque se hayan convertido en el mejor equipo de la pretemporada (siete victorias por una sola derrota, el sábado contra los Bulls) tras quedarse fuera de los playoffs el pasado verano. El equipo de Toronto se ha convertido en una especie de bandera de la Euroliga en la NBA, con cinco europeos en su plantilla y un sexto jugador, Anthony Parker, de pasaporte estadounidense pero que ha construido toda su carrera en Europa, en el Maccabi. ¿Hasta dónde podrán llegar?

Rodríguez, cuestionado

"Los resultados de la pretemporada se tienen que relativizar", explica Jorge Garbajosa, el pívot madrileño que es una de las novedades en el vestuario de los Raptors, y a quien una encuesta entre los manágeres generales de los equipos sitúa como el novato que puede tener más impacto en la Liga junto a su compañero de equipo, el italiano Andrea Barnagni, número uno del pasado draft. "Yo no me marco objetivos individuales, me los marco como equipo y espero que entremos en los playoffs".

En esa nómina europea de los Raptors aparece también el base José Calderón, el segundo de los cuatro españoles que competirán en la NBA. El principal referente volverá a ser Pau Gasol, líder de los Memphis Grizzlies, convertido ya en una de las estrellas del campeonato, aunque su lesión en el Mundial de Japón no le permitirá incorporarse antes de final de año. Un duro golpe para su equipo, ya que Gasol fue el mejor anotador, reboteador, asistente y taponador de los Grizzlies la pasada temporada.

Mucho más complicadas se presentan las cosas para Sergio Rodríguez, recién llegado a unos Portland Trail Blazers en reconstrucción y que firmaron el peor registro de la pasada temporada en la NBA con 21 victorias y 61 derrotas. Rodríguez, de 19 años, podría recalar en la Liga de Desarrollo de los clubs ante su falta de adaptación temporal. Esa es al menos la idea que ha apuntado en las últimas horas Nate McMillan, el técnico de los Blazers. "Sergio está lejos de lo que buscamos. Necesita más tiempo para desarrollarse como jugador", afirmó.

Miami Heat, con la pareja Wade y Shaquille O´Neal como referentes, defiende el título. Apenas se han producido cambios en su plantilla y la gran novedad será que Pat Riley iniciará la temporada en el banquillo, después de asumir el cargo mediada la última Liga. Los Heat, sin embargo, quedan relegados a la tercera plaza entre los candidatos al título que apuntan los mánagers generales de los 30 equipos. San Antonio Spurs y Dallas Mavericks --dos equipos con figuras extranjeras: Duncan, Parker y Ginóbili en los Spurs, Nowitzki en los Mavericks-- los desbancan. Ya en un segundo plano, los Bulls y los Suns aparecen en las apuestas.