Silvia Hernández decidió ayer abandonar el Mann Filter, al que llegó este pasado verano procedente del Yaya María de Lugo. La base, de 1,65 metros, era la segunda jugadora más destacada en la Liga tras Paula Palomares y se marcha por no encontrarse al cien por cien de su estado físico. A pesar de sus problemas, era uno de los motores del equipo de Pedro Martínez, que buscará una sustituta. E. P.