Ha pasado la tormenta y el CAI Aragón ya puede cerrar el paraguas. Tras enfrentarse de forma consecutiva a Portland, Barcelona y Ciudad Real, los tres más fuertes de la Liga, el equipo zaragozano se encuentra plácidamente situado en la quinta posición con seis puntos, una tribuna de preferencia para afrontar los próximos compromisos. "Si antes de empezar la Liga me preguntan si quiero tener seis puntos a estas alturas, hubiera dicho que sí porque es un éxito", resume Veroljub Kosovac, técnico del CAI. Sin embargo, aunque ha dejado de llover, no se han despejado todas las nubes. En el horizonte más próximo, mañana, aparece una nueva prueba de fuego con la visita del Naturhouse. "Es peligroso pensar que ahora va a ser todo fácil. No podemos perder la concentración", advierte Kosovac.

Después de cinco jornadas y con solo dos encuentros en el Príncipe Felipe el CAI Aragón ha sumado tres victorias (Torrevieja, Almería y Barcelona) que le dejan en la zona noble, por encima del Valladolid y a un solo punto del Ademar de León, las dos grandes referencias aragonesas en su intención de dar un paso al frente en la Asobal. "Hay que tener en cuenta que solo hemos jugado dos partidos en casa", recalca el preparador serbosueco, satisfecho con la evolución de su equipo, que todavía se encuentra en proceso de mejora y acoplamiento.

La derrota en Ciudad Real (35-29) frente a un aspirante a todo dejó también lecturas positivas. "Jugamos bien en algunas fases, buscando buenos caminos para superar su defensa, pero nos precipitamos en algunas ocasiones, perdimos balones y el Ciudad Real nos castigó con su contragolpe", explica Kosovac después de haber repasado una y otra vez el vídeo del partido. El técnico considera que la defensa naranja gana enteros con el paso de las jornadas y pretende incidir en esa mejora para favorecer la velocidad de sus extremos y pivotes, recuperando así su principal arma.

Los buenos números del CAI se ven realzados por la marcha de sus rivales. El Valladolid ha tenido un comienzo muy complicado. Ganó al Portland San Antonio y cayó ante el Barcelona y el Ciudad Real. Sin embargo, la sorpresa se produjo el pasado sábado, cuando se vio superado por un Naturhouse La Rioja plagado de lesiones (27-25). El caso del Ademar es diferente. El equipo de Jordi Ribera todavía no se ha medido a un grande pero se dejó un punto en la pista del Pilotes (27-27) y fue derrotado por el Torrevieja en León (32-33). "No me sorprende cómo está la clasificación. La Liga es cada vez más dura, igualada y competitiva. Cualquier equipo te puede ganar", dice Kos, que ha tomado buena nota para que el CAI no tropiece en la misma piedra.