El centrocampista del Málaga, uno de los objetivos del Zaragoza, no quiere demorar más la decisión sobre su próximo equipo. Tras responder negativamente a la última oferta de renovación del club malagueño está a la espera de que la incremente --la actual es de cuatro años a razón de 500.000 euros--, mientras que pujan por él el Zaragoza, el Almería, el Betis y el Recre. El club aragonés sigue siendo el mejor colocado para fichar al futbolista.