Una hora y 19 minutos. Tres sets y solo siete juegos perdidos. Todo perfecto, como le gusta a Roger Federer. El estreno del pentacampeón de Wimbledon fue tan perfecto como la hierba de la pista central que el tenista suizo fue el primero en pisar. Un rito que lleva cumpliendo hace cinco años y que confía repetir el próximo año por sexta vez. El número uno del mundo no encontró oposición ante el eslovaco Dominik Hrbaty, que ya a sus 30 años y en el camino de vuelta, se presentó en la central con el honor de ser el último de los tenistas activos que nunca había perdido contra Federer. Hrbaty le había ganado en sus dos anteriores enfrentamientos en el 2000 y 2004.

A Hrbaty le quedó el honor de haber pisado la hierba virgen de la central junto al campeón que ayer se presentó con un equipaje exclusivo para Wimbledon. Apareció vestido de impoluto blanco, con pantalones largos y un cárdigan con cinco botones dorados que representaban sus cinco títulos. Nike solo ha fabricado 230 unidades que simbolizan las semanas de Federer como número uno del mundo y que se venderán a 260 libras (329 euros).

Ante esa exhibición de glamur a Hrbaty le quedó la satisfacción de llevarse la mayor ovación del día al ejecutar un espectacular golpe que quedará entre los momentos destacados de Wimbledon cuando, con 4-1 en contra en el primer set, devolvió de cuchara y de espaldas una bola que voló por encima de Federer, paralela a la línea lateral hasta botar al fondo de la pista. Federer fue el primero en aplaudir la jugada.

Federer quería demostrar por qué dicen que es el gran favorito. El número 1 del mundo está harto de escuchar dudas en torno a su capacidad. "He tenido un año un poco menos bien y todo el mundo habla. Yo no leo nada ni escucho nada de lo que dice la prensa. Soy el último campeón y llego dispuesto a defender el título", insistió recordando que ya lleva 60 victorias consecutivas en hierba. De momento ayer, uno de los candidatos a destronarlo, el serbio Novak Djokovic necesitó cuatro sets para ganar al alemán Michael Berrer (7-5, 2-6, 6-3, 6-0.).

Hoy Rafael debutará contra el alemán Andreas Beck, un tenista zurdo y de 22 años como él, número 122 del mundo y que llega de la fase previa. Mientras ayer se estrenaron con victoria los españoles David Ferrer ante el ucraniano Seriy Stakhovsky que se retiró lesionado cuando perdía por 7-6 (8-6), 6-3 y 1-3, Juan Carlos Ferrero que venció al estadounidense Sam Querrey (2-6, 6-4, 6-4, 6-4), Feliciano López al argentino Brian Dabul (7-6 (9-7) 3-6, 6-3, 6-4), Albert Montañés al también argentino Carlos Berlocq (6-3, 7-6 (7-2), 6-4), Fernando Verdasco al alemán Philippe Kolschreiber (6-4, 6-3, 6-2). En mujeres, Virginia Ruano ganó a la venezolana Milagros Sequera (6-1, 6-4) y Anabel Medina a la china Zi Han (6-3, 6-0), mientras que Nuria Llagostera perdió ante la rusa Elena Vesnina (6-7 (8-10), 6-4, 6-4).