AUTOMOVILISMO John Howet, presidente de Toyota, que pese a las pérdidas seguirá en el Mundial de F-1, acusó ayer a Bernie Ecclestone, patrón del campeonato de monoplazas, de querer dividir a la asociación de escuderías, que preside Luca di Montezemolo, presidente de Ferrari. "Intenta separarnos ahora que estamos más unidos que nunca". E. P.