FÚTBOL El magnate ruso Roman Abramovich, afectado por la crisis financiera, estudia la posibilidad de vender el Chelsea o bien su lujoso yate Pelorus, afirman medios rusos. La depreciación de los activos y otros efectos de la crisis habrían reducido su fortuna de 16.700 millones de euros a apenas 2.300 millones. EFE