Alberto Contador ha sufrido mucho durante todo el Tour, y ayer no iba a ser una excepción. Las lágrimas del ciclista en el podio no eran sino el reflejo de una liberación, del alivio que sintió al cruzar la meta y saber que hoy se subirá a lo más alto del podio de París por tercera vez. "Todos los Tour son difíciles por unas cosas u otras. El ciclismo no son matemáticas. Hoy he tenido miedo de no ganar", señaló el ciclista. "Ha habido un momento", añadió, "en que lo veía perdido y he dudado hasta el final. En este Tour ha habido días en que no he ido bien, y uno de ello ha sido hoy, pero detrás de esta victoria hay mucho trabajo. Quiero que la gente lo sepa".

"He sufrido mucho por las referencias que me iban dando al principio de la etapa, ya dije que en una carrera de tres semanas todo puede pasar en el último momento y hoy se ha demostrado, he podido mantener el amarillo y todavía no me hago a la idea, lo he pasado muy mal", subrayó al término de la contrarreloj, una vez superados los 52 kilómetros que sirvieron para confirmar su victoria final. "No he dormido nada bien esta noche porque tenía molestias estomacales, y éste es un momento de una liberación enorme para mí", agregó el corredor madrileño del equipo Astana.

"Me iban diciendo que Schleck estaba a dos segundos e incluso que me sacaba cinco. Hubo un momento en que ya no sabía si las diferencias que me decían eran de verdad, he sufrido muchísimo y ahora estoy aliviado", insistió. El doble ganador del Tour de Francia comentó: "Ha sido muy difícil ganar este Tour, no puedo expresar la alegría que siento, es la victoria que más me ha emocionado así que gracias a todos", dijo poco antes de abrazarse a su compañero de equipo Alexander Vinokurov.

Mientras, Andy Schleck terminó satisfecho de su rendimiento, de su entrega, aunque finalmente resultara insuficiente para alterar la clasificación general del Tour. No obstante, el luxemburgués ya piensa en el futuro. "Vencer a Contador no es fácil, pero lo he intentado todo. Estoy contento y el año que viene volveré para ganar", declaró el líder del equipo Saxo Bank, que hoy se subirá al segundo cajón del podio.