No hubo partido en el Siglo XXI. En familia, el Mann Filter se llevó su segundo triunfo en la Liga Femenina frente al Sóller por un contundente 80-46. Las amarillas demostraron que la temporada que acaba de empezar pueden dar muchas alegrías. La fuerza del bloque fue la clave del éxito del equipo entrenado por Víctor Lapeña.

Lejos quedan las dos derrotas del Filter de la pasada Liga con las baleares. El año pasado y tras la eliminación en la Eurocopa, las aragoneses cogieron la pájara y cayeron en el Siglo XXI ante el Sóller. Este año las cosas han cambiado radicalmente. El Mann Filter tiene medio equipo nuevo y se muestra fresco para poder defender intensamente durante los 40 minutos de juego. Con el mono de trabajo puesto, las jugadoras del Filter hicieron que su rival pareciera un equipo vulgar. La valoración de los dos conjuntos lo dice todo; 98 por el Filter y 18 por el Soller...

Desde el comienzo las locales llevaron la iniciativa. Un 6-0 con un festival de canastas para el equipo de Víctor Lapeña. Henry se mostraba sobrada, aunque Lapeña decidió dejar en el banquillo a Ouviña en el minuto cuatro y salió a la cancha Brown. Por el Soller, tan sólo creaba ciertos problemas la pivot Vega.

SEGUNDO CUARTO Con 20-16 terminó el primer parcial. Pero en el segundo el Filter puso los cimientos para llevarse los puntos a su morral. Lapeña sacó a cancha a Casas y a Ouviña, que se alternaban con acierto en la dirección del equipo. Feaster se mostraba como la capitana del equipo y Pascua trabajaba a destajo con acierto. Además, Estela Royo mostraba su garra robando numerosos balones, una jugada marca de la casa. Los resultados no se hicieron esperar. El Soller se quedó en el segundo tiempo en nueve puntos por 24 del Filter.

La segunda parte el Filter no bajó los brazos en su defensa individual pese al calendario que le espera. Henry tuvo ayer un descanso activo y pese a que se mostró muy errática en el lanzamiento, Zlatanova capturó nada menos que 12 rebotes. Lapeña dio minutos a todas sus jugadoras. Casas, una jugadora versátil y completa y Pina, cogieron confianza cara a los próximos compromisos.

La paliza era de consideración. Los dígitos alcanzaron un 63-33 mediado el último cuarto y eso que las locales no se mostraban demasiado finas en los tiros libres. Al final Víctor Lapeña hizo un guiño a los 200 aficionados que se dieron cita en el Siglo XXI. A un minuto para el final hizo debutar a la joven de UGT Almozara Rocío Torcal. Es todo un símbolo del valor de la cantera del baloncesto femenino zaragozano. Ahora llegan dos compromisos donde el Filter se ve capaz de todo. Dentro de dos días en Hondarribia y el sábado que viene ante el Perfumerías Avenida.