El Huesca arrancó ayer en el estadio de El Alcoraz la pretemporada en su cuarta campaña en Segunda División con diecinueve jugadores en la primera plantilla, a falta de incorporar algún nuevo fichaje. De la pasada temporada continúan a las órdenes del técnico Ángel Royo catorce hombres en la plantilla a los que se han unido cinco nuevos jugadores: Rafel Sastre, Eki Senar, Josetxo Urtasun, David Vázquez y Manu Molina.

A pesar de no ser nuevo en el equipo, el último jugador fichado fue el delantero Tariq Spezie que estaba cedido por el Granada y con contrato en vigor con el Udinese italiano y que ahora se comprometió para las tres próximas temporadas con la entidad oscense. El presidente del club, Fernando Losfablos, manifestó que para la nueva temporada cuentan con una plantilla "ilusionante, en la que nuestro objetivo es la permanencia y salvarnos cuanto antes. A partir de ahí miraremos hacia arriba".