Llegan los XXVI Juegos Mundiales Universitarios de Verano. Lo que popularmente se denomina Universiada se celebra en la ciudad china de Shenzshen. Comenzaron el pasado jueves y las pruebas de atletismo se inician mañana lunes. Acuden hasta lo que se denomina mini olimpiada cuatro deportistas aragoneses. Son el judoka Daniel Pions, el jugador de bádminton Pablo Abián y los atletas Elian Périz y Toni Abadia. Como árbitro de gimnasia viaja Ignacio Marrón, presidente de la Federación Aragonesa de Gimnasia.

Para el atletismo, la Universiada es la antesala de los Campeonatos del mundo que se celebran en la ciudad coreana de Daegbu desde el 27 de agosto al 4 de septiembre. La binefarense Elian Périz correrá el 800 lisos y Toni Abadía participará en el 5.000.

Los dos atletas aragoneses salieron el pasado jueves de España. "Hacemos un vuelo desde Madrid hasta Amsterdam y después a Hong Kong. Allí hay 40 kilómetros en autobús hasta Shenzhen. Llegamos el viernes al mediodía hasta esta ciudad china", explica Toni Abadía.

Périz se encuentra en forma, como demostró hace una semana en Málaga, donde se llevó la plata frente a Nuria Fernández en los 800 lisos de los Nacionales. Périz deberá disputar dos rondas si quiera llegar a la final. "Corro el martes a las seis de la tarde, las semifinales son el miércoles y la final el jueves", dice la oscense.

Abadía, que tendrá que disputar una semifinal previa a la gran final, espera mucho calor en China. "Creo que será parecido a lo de la semana pasada en Málaga, pero con mayor humedad".

FINAL Y TIEMPOS Périz, por su parte, piensa que puede estar luchando para llegar a la final. "Tengo muchas ganas de competir y después del Nacional todavía más. Voy a buscar un puesto de finalista, sí o sí". Para llegar a la final calculo que habrá que estar corriendo en 2.01 o 2.02 y para luchar por el oro se bajará de los dos minutos", afirma la aragonesa, que todavía tiene esperanzas de ir al Mundial. "Ahora estoy al cien por cien. He enfocado la campaña para llegar en forma en agosto. Si hiciera la mínima de 2.01.30, me podrían llevar si quieren. Pero tampoco he hablado con la Federación Española".

Périz no conoce China y para ella será muy interesante acudir el pais asiático. "Los chinos tienen fama de ser muy buenos organizadores. Es lo más parecido a los Juegos, con todos los deportes en una Villa Olímpica. Es la última Universiada a la que puedo ir por mi edad y dicen que es una competición muy bonita".

Abadía ya estuvo una vez en China. "Estuve hace pocos años, cuando fuimos a recoger a mi hermana, que es adoptada. Voy con mucha ilusión de nuevo", dice Abadía, que ha hecho una campaña muy completa. Ha corrido el cross, la pista cubierta y al aire libre. Destacó su cuarto puesto en el Europeo sub-23 en Ostrava en los 3.000 obstáculos. Pero ahora llega un poco cansado a la cita en China. "En el pasado Nacional absoluto fui el décimo y no me encontré bien. La campaña ha sido muy larga e intensa. No puede decir si entraré en la final. Pero tal y como me veo no será nada fácil", afirma el fondista aragonés.

El equipo de atletas españoles está compuesto por 19 deportistas, todos ellos con un gran porvenir. Las estrellas no acuden a Shenzhen puesto que ya preparan la gran cita del Mundial. En la categoría masculina, Marc Orozco corre el 400; Sebastián Martos, el 3.000 obstáculos; Miguel Ángel Sancho y Simón Siverio participan en altura; Albert Vélez, en pértiga; Pedro Cuesta, en disco; y Jonay Jordán, en el decatlón.

En mujeres compiten en China Amparo Cotán, en 100 metros; Lorena Bokesa, en el 400 lisos; Julia Takacs, en marcha; Mar Jover, en longitud; Maitane Azpeitia, en el triple salto; Úrsula Ruiz, en peso; y Bárbara Hernando y Estefanía Fortes, en el heptatlón.