Sebastian Vettel, campeón mundial de F-1 y líder del presente campeonato, ha presentado disculpas al personal directivo de Red Bull por desobedecer las órdenes de equipo el domingo pasado en el GP de Malasia. El director de la escudería, Christian Horner, ha revelado que Vettel visitó a principios de esta semana Milton Keynes, la sede del equipo, para preparar la próxima carrera en China, y aprovechó para presentar sus disculpas por lo ocurrido con Mark Webber.

"Ha dicho que no puede dar marcha atrás al reloj, pero admite que lo que hizo estuvo mal. Ha presentado disculpas al equipo y a cada uno de sus responsables por su conducta porque reconoce que el equipo tiene una importancia vital", explicó Horner. El piloto alemán también pidió perdón a Webber por no acatar las órdenes de equipo en las últimas vueltas del GP de Malasia.