El Real Zaragoza lleva ocho campañas sin ganar al Real Madrid en La Romareda, estadio en el que solo ha sido capaz de derrotarle cuatro veces en los últimos veintiocho enfrentamientos que han mantenido en partidos de liga de Primera División.

Las victorias tuvieron lugar en la temporada 1983-84, con un resultado de 3-1; en la 1993-94 y 1994-95, en las que los resultados fueron de 4-1 y 3-2, respectivamente, y en la 2001-02, en la que el marcador fue de 2-1 y que es el último triunfo zaragocista.

En esas veintiocho temporadas el conjunto madrileño ha vencido en la capital aragonesa en dieciséis ocasiones, ha empatado en ocho y perdido en las cuatro citadas.

En el global de enfrentamientos entre el Real Madrid y el Real Zaragoza, que llega a los 58 partidos, los madrileños se han impuesto en veintiséis ocasiones por dieciséis de los aragoneses y otras dieciséis han acabado en empate, lo que supone que el conjunto merengue ha puntuado en terreno zaragocista en el 72,41 por ciento de las veces que ha jugado frente a los maños.

El cómputo de goles registra ventaja del equipo madrileño, que ha materializado 104 por los 80 de los maños, lo que da un resultado estadístico para el partido de mañana de 1,79 goles para el Madrid y 1,37 para el Zaragoza.

La mayor sequía de triunfos de los locales comenzó en la temporada 1984-85, en que perdió por 0-2, y se extendió durante nueve temporadas, con empates o victorias foráneas hasta la 1993-94 en que se cortó con la victoria local por 4-1.

La racha más positiva del conjunto aragonés fue de cuatro victorias seguidas, entre las temporadas 1961-62 y 1964-65, ambas inclusive.

El triunfo más amplio de los madridistas tuvo lugar en la temporada 1987-88, en la que el marcador reflejó 1-7, que a su vez es el encuentro en el que más goles se han marcado, mientras que otros resultados abultados favorables a los "merengues" se dieron en la temporada 1970-71, con 0-5, en la 1988-89, con 1-4, y la pasada en que acabó 0-6.

La mayor victoria local se dio la temporada 1974-75, con un marcador de 6-1, siendo el siguiente resultado más amplio el 4-1 de la campaña 1993-94.

El marcador que más veces se ha repetido ha sido el empate a un gol, en seis ocasiones, seguido de la victoria visitante por 0-1 y el empate a dos, en cinco, mientras que el 3-1, el 1-2 y el empate a cero han tenido lugar cuatro veces.

En estos 58 enfrentamientos el conjunto maño no ha marcado ningún gol en quince encuentros, mientras que su rival ha dejado su cuenta goleadora a favor a cero en ocho partidos.

La primera temporada en la que se enfrentaron fue en la 1939-40, con victoria maña por 3-1, y la última la pasada con la citada victoria madridista por 0-6.