El entrenador del Real Madrid, Carlo Ancelotti, ha asegurado este viernes que el árbitro designado para dirigir este sábado en el Bernabéu el partido entre el equipo blanco y el Atlético (22-00 horas, Canal + 1), Mateu Lahoz, no tiene por qué verse influenciado por la desastrosa y parcial actuación en favor del conjunto madridista de su colega Muñiz Fernández en Elche.

"No creo que eso vaya a pasarle fractura. Será un partido difícil, de mucha presión para dos equipos que quieren ganar, pero no creo que el árbitro vaya a tener problemas por lo que pasó en el partido contra el Elche", ha dicho en rueda de prensa el técnico italiano antes de dirigir la sesión de entrenamiento en la ciudad deportiva de Valdebebas, tras la cual el equipo blanco quedará concentrado.

"Prefiero pensar que los árbitros, como los jugadores, cometen errores en el campo y nada más. No estoy aquí para juzgar si fue penalti o no a Pepe o si en el Barça-Sevilla hubo falta o no la hubo en el gol de Cala. También los entrenadores cometemos muchos errores", ha añadido Ancelotti.

El Atlético, como Simeone

El entrenador ha reiterado que, tras analizar lo sucedido en el Martínez Valero, el Madrid está en condiciones de mejorar en todos los aspectos. "Hemos hablado. Es normal hacerlo cuando no se hacen las cosas bien. Los jugadores y todos hemos comprendido la razón por la que hemos fallado y creo que por eso vamos a jugar con un espíritu diferente", ha señalado el preparador madridista, que ha calificado al Atlético como un equipo vivo reflejo de lo que es su entrenador. "Tiene sus características como jugador. Tácticamente perfecto, con mucha concentración y mucho carácter. Esto es Simeone y esto es el Atlético", ha manifestado Ancelotti.