Era el Barclays Center de Brooklyn en vez del Dolby Theater de Los Ángeles, noche de sábado del All Star en lugar de domingo de Oscar, pero Zach Lavine confirmó en el concurso de mates que es capaz de crear momentos de película y dejó un mate de cine para disfrute de los presentes y los miles que pinchan los vídeos que corren como la pólvora en internet.

Era la primera de sus creaciones para el concurso. El base de los Timberwolves se había enfundado una camiseta en homenaje a Michael Jordan, pero no de Bulls o Wizards sino la de Space Jam, una película que se estrenó en 1996, cuando Lavine era solo un bebé, y que según ha contado fue lo que le inspiró a ponerse como meta la NBA. Con ese 23 en la espalda, Lavine se lanzó la pelota, en el bote la cogió con la izquierda, se la pasó entre las piernas y con la derecha la encestó con un gancho. 50, la puntuación perfecta, el Oscar.

Llegarían otros tiros espectaculares, incluyendo otro de máxima puntuación y la final contra el magic Victor Oladipo, que dejó su dosis de espectáculo apareciendo con una camiseta de esmoquin y sombrero y entonando el New York, New York antes de hacer un mate perfecto con un giro para el que los 360 grados se quedan cortos. Pero ganó Lavine (con 194 de 200 puntos posibles), el autor de ese primer mate casi de ciencia ficción.

"Nos dedicamos a entretener", decía después el compañero de filas de Ricky Rubio. "Estamos en Nueva York y quería poner a todo el mundo en pie y que pasaran un buen rato. Quería enseñarles lo que tengo". El asombroso ejercicio de Lavine confirmó el concurso de mates como la cita espectacular del sábado, y eso que se esperaba que este año le robara lustre la competición de triples. Se contaba con una de las mejores alineaciones que se recuerdan, que incluía a los dos últimos campeones, Marco Belinelli y Kyrie Irving, y los cuatro mejores triplistas de la temporada (Curry, Thompson, Korver y Matthews). Pero no hubo discusión. Fue la noche de Stephen Curry, que en la final encestó 13 tiros consecutivos y acabó con 27 puntos.