El Zaragoza había recibido cinco goles en un encuentro, concretamente ante la Unión Deportiva Las Palmas, pero en ese partido cayó por dos tantos de diferencia (5-3). Ante el Barcelona B en el Mini Estadi fueron tres dianas de distancia (4-1), por lo que el 4-0 encajado en Vitoria ante el Alavés es la derrota más abultada para el conjunto aragonés en lo que va de temporada.