Habrá lesiones y sanciones que trastocarán los planes de Juan Ignacio Martínez durante la temporada. También picos de forma, momentos de dulzura futbolística y otros de letargo de ciertos jugadores, e incluso partidos en los que se requiera un marcado carácter ofensivo de primeras o más bien lo contrario, ser fuertes atrás por la enjundia del adversario o la atmósfera del encuentro. Lo normal en una temporada. Pero el técnico alicantino, después de una pretemporada en precario por la falta de fichajes y de un inicio de campaña marcado por la necesidad de ir acoplando piezas e ir incluyéndolas poco a poco en el sistema de engranajes del equipo (los famosos automatismos que tanto menciona el entrenador blanquillo), poco a poco está encontrando su once tipo, la columna vertebral sobre la que cimentar al Real Zaragoza.

Y ese casamiento de todas las piezas está obteniendo frutos. De momento mucho más en juego y generación de ocasiones que en puntos, pero se nota que el entrenador ya conoce mucho más a sus jugadores, que los está acoplando entre sí y también amoldando cada futbolista a lo que quiere sobre el terreno de juego.

Y ese once sobre el que construir es, en gran medida, el que mostró el Real Zaragoza en Fuenlabrada. Quizá en el futuro cambie, pero las bases están asentadas sobre la alineación inicial del Fernando Torres. La portería es el puesto más claro de todos, con un Cristian Álvarez indiscutible y que tan solo no jugó ante el Real Valladolid por lesión.

También es inamovible la defensa. Los cuatro, de hecho. Fran Gámez, aparte de que no tiene sustituto natural, está siendo uno de los jugadores más destacados de este inicio liguero y solo se ha perdido los últimos minutos en Fuenlabrada por su expulsión y su consiguiente encuentro de sanción. Francés no hace pleno por un minuto y porque estuvo con la selección sub-21 en dos encuentros, pero es titular para JIM. Jair, salvo por unos problemas físicos en Valladolid tampoco se ha sentado en el banquillo y Chavarría le está ganando claramente la partida a Nieto. Lluís López está teniendo participación, pero solo cuando faltaron Francés y Gámez o al final, y Clemente está inédito.

Tridente de ataque

En el centro del campo el tridente formado por Eguaras, Zapater y Francho es el predilecto. Los tres, si han estado disponibles, han sido titulares. El ejeano falló en los dos primeros partidos por unas molestias y el zaragozano, por estar con la sub-21, pero son titulares para JIM. Ahora bien, al técnico le ha surgido un problema en la medular, ya que Vada está opositando con su garra, intensidad y acierto goleador a un puesto en el once inicial, si bien ninguno de los tres preferidos por el alicantino ha dado síntomas de necesitar banquillo. Decisión más que complicada.

Y arriba Narváez ha sido fijo desde el comienzo de la campaña oficial y ahora sus dos socios también están teniendo continuidad y, desde el momento en el que se han adaptado y mejorado físicamente, han entrado en el once. Álvaro Giménez, Nano Mesa y el propio colombiano es un tridente que, ahora mismo, cuenta con la confianza de Juan Ignacio Martínez pese a que solo el cafetero ha conseguido ver puerta.

Aun así, su buen trabajo, compenetración y la facilidad con la que están creando ocasiones junto al resto del equipo les hace acreedores de estar incluidos en el once tipo. Iván Azón comenzó de titular, pero se valora también positivamente su papel como revulsivo, lo mismo que de Borja Sainz, que todavía no ha tenido la opción de ser titular pese a ser el único que ha jugado los seis partidos siendo suplente.

Los que salieron de los planes iniciales

Si bien hay jugadores que no cuentan con mucha confianza de Juan Ignacio Martínez para comenzar de inicio, como por ejemplo Adrián González, Nieto o Borja Sainz, otros sí que han tenido continuidad y han desaparecido del once. James fue titular en los tres primeros choques de Liga y desde entonces, cero minutos. Bermejo, tras cuatro duelos en el equipo inicial, no participó en Fuenlabrada y jugó 21 minutos ante la Real B, por lo que ha perdido su puesto de inicio. Y Petrovic, que partió de primeras en Alcorcón, ya no ha vuelto a ser titular después de su mala primera mitad y su estado físico.