Una remontada llena de fe y de corazón llevó a la victoria al Club Voleibol Teruel en su regreso a la competición europea para superar al equipo belga del Tectum Achel. El equipo naranja, en su vuelta a la competición internacional a través de la Challenge Cup, supo rehacerse al primer golpe de su rival después de remontar un 0-1 inicial que hizo temer por un debut con derrota. El 23-25 para los belgas del primer set fue una bofetada que hizo que el conjunto de Miguel Rivera sacara después todo el orgullo que esta temporada en la Superliga de voleibol ha ofrecido a cuentagotas y levantara ese marcador adverso en tres sets, con los triunfos parciales por 25-21, 25-17 y 25-21 de los locales, quienes supieron tapar algunos momentos de dudas y de irregularidad con un juego muy efectivo que terminó por desarbolar al rival. Ahora, la eliminatoria de dieciseisavos de final se resolverá el próximo miércoles en la pista de Tectum Achel para buscar el pase a octavos.

El primer set comenzó con cierto control naranja dentro de un parcial muy igualado hasta un 20-19 a favor de los locales, que no pudieron mantener por el mayor acierto visitante para acabar sucumbiendo por 23-25. El panorama mejoró en el segundo, donde la efectividad de los de Miguel Rivera se hizo notar para lograr un triunfo de 25-21. Los Planos vibraba entonces con su equipo, que ya no se despegó del botín. En el tercer set, un parcial de 7-2 le puso la ventaja suficiente para acabar firmándolo con autoridad (25-17). En ese momento, el conjunto belga ya notaba que asaltar el pabellón turolense iba a ser un imposible, lo que se confirmó en el cuarto set, sellado con un 25-21 sin mayores problemas para firmar la victoria naranja en el retorno europeo.