El Casademont Zaragoza no venderá entradas durante el mes de enero ni para los partidos del equipo de la Liga ACB ni para el de la Liga Femenina. Es la consecuencia de las nuevas medidas adoptadas por el Gobierno por la expansión de la pandemia de covid-19, que restringe el aforo de los pabellones cerrados al 50% de su capacidad. "El Basket Zaragoza quiere manifestar que lamenta las restricciones de aforo establecidas desde la administración pero acatará dicha decisión en el ámbito de máxima colaboración con las autoridades sanitarias, como ha hecho en todo momento", explicó la entidad aragonesa en un comunicado.

Como consecuencia de esas medidas, el Basket Zaragoza ha tomado las siguientes medidas: suspender la venta de entradas para los encuentros de nuestros equipos masculinos y femeninos de Liga Endesa y Liga Femenina Endesa que se disputen en nuestro pabellón Príncipe Felipe durante el mes de enero, y suspender las entradas correspondientes al proyecto de colegios y clubs de la comunidad que tan buena acogida estaban teniendo en este tiempo y que llevaban a muchos escolares al pabellón, donde aportan un colorido especial.

Con estas medidas, el Casademont Zaragoza quiere garantizar a sus abonados particulares su asiento durante el periodo de vigencia de las medidas, de momento hasta el 31 de enero. El pabellón Príncipe Felipe tiene una capacidad de 10.900 espectadores, pero durante este periodo solo podrá albergar a 5.450. En la ACB, por ejemplo, contra el Fuenlabrada hubo 7.185 personas y frente al Real Madrid, 6.083, por encima del máximo que ahora impone la nueva norma. El Casademont juega en casa con el Murcia el día 9 y el 22 con el Obradoiro. El femenino recibe al Cadí La Seu el 16 y al Tenerife el 30.