Kiosco

El Periódico de Aragón

Ciclismo

Los escuderos del ‘Bala’

Jorge Arcas y Sergio Samitier comienzan hoy el Giro con la misión de proteger a Valverde. «Nos debemos al equipo, pero buscaremos nuestra oportunidad", afirman

Samitier, a la izquierda, y Arcas, a la derecha, con los colores del Movistar Servicio Especial

Dos aragoneses recorrerán desde este viernes hasta el 29 de mayo los 3.410 kilómetros y más de 51.000 metros de desnivel positivo de los que consta la edición de este año del Giro de Italia, que arranca en Budapest. Un reto para el que Jorge Arcas y Sergio Samitier, los dos integrantes del Movistar Team, se han preparado a conciencia, ya que es su principal objetivo de la temporada. «Mi preparación ha sido perfecta y ha girado en torno a esta carrera, para llegar en las mejores condiciones posibles», asegura Samitier, que afronta su tercera grande tras haber disputado ya una vez la ronda italiana y una Vuelta a España. «Ahora es cuestión de ver si el cuerpo responde», reflexiona. 

Natural de Barbastro, Samitier no esconde que su sueño sería poder lograr un triunfo de etapa, aunque confiesa que su misión es estar siempre disponible para las necesidades del equipo. «He puesto muchísima ilusión en este Giro. Ojalá salgan las cosas bien», señala el ciclista. «Creo que será una carrera en la que habrá momentos para todo. En algunos me tocará trabajar y en otros tendré más libertad. Seguro que algún día me veis metido en la fuga», apunta entre risas el oscense.

El Movistar afronta esta cita como una competición muy especial, ya que será la última ronda italiana que dispute Alejandro Valverde, que colgará la bicicleta cuando finalice la temporada. «A Alejandro todos le conocemos, seguro que busca despedirse a lo grande», subraya Samitier. El que todavía vivirá más de cerca el último Giro de la leyenda española será el otro aragonés, Jorge Arcas, que está compartiendo habitación con el murciano. «Para mí es una motivación muy especial poder acompañar al Bala. Hemos compartido equipo durante siete años y para mí es ya más un amigo que un compañero», apunta el corredor de Sabiñánigo. «Sigo aprendiendo cada día de él, es un deportista único, enorme», añade.

Al igual que la de Samitier, la labor de Arcas será la de estar siempre cerca de sus líderes. «Iván Sosa es nuestro hombre para la general, aunque si Valverde está cerca también la peleará. Mi Giro ideal sería que Sosa se metiera en el podio y el Bala gane una o más etapas. Creo que llevamos un gran equipo para pelear por las victorias», afirma el aragonés, que también ha focalizado su preparación para dar lo mejor de sí en las carreteras italianas. Para Arcas será su debut en la ronda del país transalpino y completará su participación en la tres grandes, tras haber disputado ya tres Vueltas a España y un Tour de Francia. «He trabajado mucho y ahora espero que la suerte me acompañe. Quiero disfrutar mucho de esta carrera, apunta el de Sabiñánigo, que está listo para ejercer su labor de gregario de la mejor manera, aunque sin descartar dar alguna sorpresa: «Lo primero son ellos, que no les falte de nada, pero, si aparece, estoy listo para aprovechar una oportunidad».

Compartir el artículo

stats