Kiosco

El Periódico de Aragón

Balocesto

Una simbiosis perfecta

La afición del Príncipe Felipe volvió a vibrar una vez más con la selección de baloncesto. Pradilla, Yusta y Barreiro fueron los más aclamados

Pradilla saluda a unos aficionados al concluir el encuentro ANGEL DE CASTRO

A Zaragoza le gusta el baloncesto y la selección. Y a la selección le gusta Zaragoza, por eso vuelve siempre que puede. Este viernes, en el Príncipe Felipe, volvió a quedar reflejada esa unión entre el equipo y la afición de la capital aragonesa. Había ganas de ver un gran encuentro y se notó desde antes de iniciar el choque. Una grada repleta de familias y de jóvenes ovacionaron a los suyos ya en el calentamiento y tararearon el himno nacional.

En las dudas iniciales de los de Sergio Scariolo, la afición zaragozana supo apretar para despertar a un equipo que les deleitó con unos minutos mágicos en el segundo cuarto. Aunque en la cancha el encuentro duró dos cuartos, en la grada se vivieron los 40 minutos con una gran emoción. Con el trabajo hecho, el Príncipe Felipe se volcó especialmente con Pradilla, Yusta y Barreiro, a los que les dedicó sus mayores aplausos en lo que fue otra demostración de la ilusión que le hace a Zaragoza las visitas del combinado nacional. La afición acabó con una sonrisa de oreja a oreja y ya pensando en el siguiente regreso.  

Compartir el artículo

stats