Kiosco

El Periódico de Aragón

Baloncesto

Victoria por aplastamiento de la selección española en Zaragoza

El combinado nacional apabulla a Macedonia (80-44) ante más de 8.000 espectadores en el Príncipe Felipe

Saiz machaca el aro durante el encuentro en Zaragoza ÁNGEL DE CASTRO

La selección española de baloncesto regresó a Zaragoza tras más de dos años. Y lo hizo por la puerta grande. En un encuentro de clasificación para el Mundial de 2023, celebrado en el pabellón Príncipe Felipe, los pupilos de Scariolo aplastaron por un contundente 80-44 a Macedonia y continuaron con su trayectoria impoluta en las Ventanas.

Y eso que el combinado nacional, con el zaragozano Pradilla en el cinco inicial, comenzó atascado en ataque y solo el poderío interior de Sebas Saiz, autor de los primeros 6 puntos de los españoles, movía el marcador. Por el contrario, los macedonios, sabiéndose inferiores, intentaron poner en práctica un juego muy alegre y comenzaron a anotar desde la larga distancia. Su gran efectividad los llevó a liderar durante largos tramos del primer cuarto el marcador ante la sorpresa de los más de 8.000 espectadores. Scariolo se mostraba visiblemente enfadado con lo que se estaba viendo en la pista pero España logró reaccionar rápidamente con un par de alley oop espectaculares que levantaron a la grada y gracias a ataques más fluidos lograron igualar el tanteo hasta terminar los primeros 10 minutos con una ventaja de dos puntos (19-17).

El parcial

A pesar de irse por arriba en el marcador, las sensaciones no eran del todo buenas. Pero todo cambió en el segundo cuarto. Brizuela y Jaime Fernández entraron para meter una marcha más en ataque y los españoles lo agradecieron. Varias acciones suyas consecutivas comenzaron a abrir brecha. Entonces llegó el momento Yusta, en el que el jugador del Casademont, en poco más de un minuto, anotó dos triples y sirvió una espectacular asistencia al aragonés Pradilla, con el Príncipe Felipe enfervorecido.

La ventaja de España era ya de catorce puntos pero, lejos de relajarse, continuó con una gran intensidad defensiva que dejó sin ideas y bloqueó a los macedonios. El parcial llegó a ser hasta de 19-0 y, apoyados en el poderío interior de Pradilla y Saiz se llegó al descanso con un tanteo de 45-23 que dejaba el choque visto para sentencia.

Yusta defiende ante un jugador macedonio ÁNGEL DE CASTRO

Tras el paso por vestuarios, Macedonia buscaba un imposible ante una selección que, a pesar de no mostrar tanta eficacia como en el segundo cuarto, no bajó el ritmo en defensa y poco a poco fue aumentando la diferencia hasta los 30 puntos. Sebas Saiz, enorme todo el partido, Sima y Barreiro fueron los que más brillaron en un segunda parte que sirvió a Scariolo para dar minutos y oportunidades a todos sus jugadores en un plácido partido que finalizó con una gran ovación de la afición zaragozana en la vuelta del combinado nacional a la capital aragonesa.

Compartir el artículo

stats