Dani Alves será detenido este próximo viernes por una presunta agresión sexual en la discoteca Sutton de Barcelona el pasado 30 de enero. Así lo recoge el portal digital, 'Vozpopuli', que se hace eco de una información adelanta por el programa de Antena3, 'Y ahora Sonsoles'.

El pasado 4 de enero el Diari 'Ara' y BTV ya aseguraron que los hechos habrían sucedido la madrugada del viernes 30 de diciembre en la discoteca Sutton de Barcelona, cuando una chica presente en la sala habría alertado muy nerviosa al equipo de seguridad de la discoteca.

Según estos medios, la chica habría relatado a los Mossos d' Esquadra que el ex futbolista del Barça le habría introducido la mano por dentro de la ropa interior sufriendo tocamientos. Tras el suceso, los responsables de seguridad de la sala habrían activado el Protocolo del ayuntamiento contra las agresiones y los acosos sexuales en espacios de ocio nocturno privado.

Alves juega en el Pumas mexicano desde julio de 2022, tras una segunda etapa breve en el Barça, donde se incorporó en el mercado de invierno del año pasado. Según el programa de Antena 3, 'Y ahora Sonsoles', Alves pasó unos días en Barcelona, durante las fechas donde habría ocurrido la presunta agresión sexual, para asistir el funeral de su suegra.

En este mismo programa el futbolista reconoció el pasado 5 de enero haber estado esa noche en la discoteca, pero negó su implicación en los hechos. "Sí, estuve en ese sitio, con más gente, disfrutando. Y quién me conoce sabe que me encanta bailar. Estuve bailando y disfrutando sin invadir el espacio de los demás. No se quién es esa señorita. Tú llegas a un baño y no tienes que preguntar quién está ahí. Nunca he invadido un espacio. ¿Cómo lo voy a hacer con una mujer o una chica? No, por Dios".