ARAGONESES OLÍMPICOS

Una jornada de puro espíritu olímpico aragonés

El Patio de la Infanta congregó esta tarde a varias de las figuras más representativas del deporte olímpico aragonés como Fernando Arcega, Luis María Garriga, Isabel Macías o Eliseo Martín, entre otros. Los deportistas compartieron los conocimientos y anécdotas que vivieron en su experiencia en la villa olímpica

Foto de familia de los olímpicos aragoneses que se reunieron en el Patio de la Infanta de Ibercaja.

Foto de familia de los olímpicos aragoneses que se reunieron en el Patio de la Infanta de Ibercaja. / LAURA TRIVES

Esta tarde, más de una decena de deportistas olímpicos aragoneses se reunieron en el Patio de la Infanta en la conferencia Aragoneses Olímpicos, en la que se reflexionó acerca de lo que significan los Juego Olímpicos para los deportistas y se compartieron anécdotas que tuvieron lugar en la villa olímpica y en las competiciones en las distintas ediciones.

El primer grupo estuvo formado por Fernando Arcega, Sergio Ibáñez, Isabel Macías, Jian Wang, Alfredo García, César Hernández, Jorge Cardona y Jorge Sánchez. En primer lugar, Arcega recordó la plata de España en los Juegos de Los Ángeles 94, frente a una selección americana repleta de jóvenes promesas, entre las que destacaba Michael Jordan: «Nos impactaron todos, era una de las mejores selecciones universitarias de la historia de Estados Unidos. Aunque sobresalía un jugador, que era Jordan y en esa época ya significaba mucho y su presencia en el campo era diferencial. No había visto nunca esa capacidad de tiro ni de salto», recordó el exjugador.

Además, Isabel Macías hizo una reflexión acerca de lo dura que es la preparación para unos Juegos, teniendo que sacrificar mucho durante toda tu vida, algo que en muchas ocasiones no se reconoce al atleta: «Trabajamos toda una vida enfocada para un sueño al que no todo el mundo llega. A veces piensas que ha merecido la pena, pero a largo plazo te planteas la retirada y tenemos un pequeño problema, ya que en ese momento si no son grandes nombres pasan desapercibidos. No hay un reconocimiento a todo ese esfuerzo y trabajo», explicó. Además, pudo afirmar que no renovará su cargo en la Junta Directiva de la Federación Española: «Me voy a rendir, es una lucha tan larga año tras año que es muy difícil y duro».

La segunda ronda de deportistas estuvo centrada en el deporte rey de los Juegos, el atletismo. Estuvo formada por Luis María Garriga, María José Pueyo, María José Poves, los hermanos Carlos y Roberto García, Esther Lahoz, José Casabona, Maite Gargallo y Eliseo Martín.

El protagonismo en esta parte del acto se lo llevó Garriga, explicando cómo fue vivir el cambio de técnica en el salto de altura que implementó Fosbury. «Previamente vimos una muestra y nos parecía inaudito. Tuve la oportunidad de conocerlo y sacarme una fotografía. Es una experiencia fantástica por el impacto que causó, porque fue un cambio total y absoluto», recordó. Además, se mostró muy orgulloso de su carrera y afirmó que «si volviese a nacer haría exactamente lo mismo, siempre y cuando el resultado fuese el mismo».

Los hermanos Roberto y Carlos García, olímpicos en Atenas 2004, explicaron como ese año en la villa olímpica conocieron a la selección española de baloncesto y «nos montamos en el autobús con ellos para ir a un partido y estuvimos en el vestuario como uno más», contaron entre risas.

El punto y final a una estupenda jornada con protagonistas olímpicos aragoneses lo puso la directora general de Deportes del Gobierno de Aragón, Cristina García: «Cuando hablamos de olímpicos, hablamos de historia y todos vosotros sois parte de la nuestra», les recordó a todos ellos.