LA VISITA DE LA CAMPEONA DEL MUNDO A ZARAGOZA

Una niña convertida en estrella

Esta tarde, el campo de fútbol de la UD San José fue bautizado con el nombre de Salma Paralluelo, en honor de la jugadora más destacada del club. La delantera del Barcelona estuvo en la que fue su casa hasta los 12 años

Hace ocho años, Salma Paralluelo abandonó el San José, club donde se formó desde pequeña. Esta tarde, volvió a pisar ese mismo césped, con la diferencia de que se trataba del Campo Municipal de Fútbol Salma Paralluelo. La jugadora zaragozana regresó a su casa convertida en toda una estrella mundial siendo titular con el Barcelona y la selección, campeona de la Champions por partida doble, reciente ganadora de la Copa de la Reina en su ciudad, tercera en el Balón de Oro y la primera mujer en conseguir la triple corona -ganando un Mundial con la selección sub-17, sub-20 y también con la absoluta. 

Como no puede ser de otra manera, Salma fue recibida con gritos y vítores de más de un centenar de niños y niñas del UD San José que quisieron conocer a su ídolo.

El acto fue presidido por la alcaldesa de Zaragoza, Natalia Chueca, y contó con la presencia del concejal de Deportes, Félix Brocate, la presidente de la Junta Municipal de San José, Sara Fernández, y la directiva de la UD San José, encabezada por su presidente Pedro Ángel Morer. Chueca destacó la brillante carrera de Salma, afirmando que «ahora disfrutamos de tus goles por televisión, convertida en una estrella mundial». Además, agradeció a la jugadora ser «una referencia para nuestros jóvenes, como deportista y como persona».

Tras la intervención de la alcaldesa, le tocó el turno a la ex del San José: «He pasado muchas horas aquí, jugado muchos partidos y es un orgullo hoy poder decir que el nombre de este campo va a ser Salma Paralluelo. Hace unos años nunca me lo habría imaginado», indicó. Además, también quiso agradecer todas las muestras de cariño que le está realizando su ciudad: «Estoy muy agradecida por todo el cariño y felicitaciones que estoy recibiendo. Es algo que hay que vivir y disfrutar, los años pasarán y me quedará un gran recuerdo de este club, este campo y de este gran reconocimiento».

Después de los discursos, Salma Paralluelo se acercó a todos los chavales que la escuchaban atentamente sentados en el terreno de juego y se realizó una fotografía de familia junto a las autoridades y todos los jugadores y miembros del San José.

Tras esto, Salma y la alcaldesa destaparon la placa con el nuevo nombre del Campo Municipal de San José, y la jugadora del Barcelona dedicó un pequeño texto y una firma en el libro del club como recuerdo.

Con tan solo 12 años, una pequeña Salma Paralluelo salió del club de su infancia para iniciar una aventura que le ha permitido regresar a su casa, con el campo a su nombre y convertida en ídolo de masas y consagrada como una de las mejores futbolistas del mundo.