Un total de 71 internautas participaron ayer en la primera subasta de bienes muebles a través de internet que impulsó la Agencia Tributaria. Un total de 15 automóviles procedentes de embargos se ponían a la venta en la delegación de Murcia, aunque no sólo se podía optar a la subasta de forma presencial sino a través de la red, tras realizar unos procesos de acreditación en la web de la entidad.

Los licitadores presenciales no superaron las 25 personas, según informaron ayer fuentes de la Agencia Tributaria en Aragón, donde se espera que el próximo mes de septiembre se pueda realizar una subasta con el mismo operativo desde Zaragoza.

De los 15 vehículos que salían a licitación, se vendieron nueve, aunque cuatro de ellos lo fueron en segunda convocatoria, con un 25% de reducción sobre el primer precio de salida. Las pujas, por término medio, incrementaron el precio inicialmente tasado en un 10%.