El presidente de Airbus, Christian Streiff, ha dimitido, según informa hoy el diario alemán Frankfurter Allgemeine, como consecuencia de la crisis abierta en la compañía tras anunciar otro año de retrasos en las entregas del Airbus 380. De confirmarse la noticia, es la segunda dimisión de un presidente de la filial del grupo aeronáutico europeo EADS, en poco más de cuatro meses.

Fuentes del consejo de administración de EADS, consultadas anoche por EL PERIÓDICO, aseguraban que la dimisión de Streiff no está clara. "Existe un pulso muy fuerte entre Tom Enders, el consejero delegado alemán de EADS y Streiff". No descartaban que la información del diario forme parte de ese pulso.

En la última reunión del consejo, en Amsterdamn, Streiff solicitó más autonomía frente a EADS para gestionar Airbus. Su diagnóstico era que a la gente del proyecto Airbus --compuesto por capital francés, alemán, inglés y español-- no se les había exigido la responsabilidad de trabajar en equipo. El consejo no se mostró de acuerdo con la petición del presidente, puesto que "EADS es un consorcio europeo, mientras que Airbus es solo una filial. Es EADS quien da la cara", citaban las fuentes consultadas.

Puede suceder que alemanes y franceses, principales accionistas del consorcio, anuncien hoy mismo el nombre del nuevo presidente, pese a lo complicado de la búsqueda, o que Streiff gane el pulso a Enders. La posición del otro consejero delegado, Louis Gallois, es moderada. Streiff explica en el diario alemán que no hay "base de confianza" suficiente entre él y el consejo de vigilancia de EADS y por ello presentó la dimisión la semana pasada.