El presidente del Gobierno de Aragón, Marcelino Iglesias, inauguró ayer en Ejea de los Caballeros la granja de la firma Desarrollos Industriales Sora SL (Disora), una planta de biogás pionera en España que consiste en la utilización de los purines para obtener energía renovable. La empresa impulsora de esta novedosa iniciativa ya tiene precedentes en países como Italia o Alemania.

El proyecto, cuya inversión total asciende a 4 millones de euros, ha sido financiado por Multicaja y Cajalón, y subvencionado por el Gobierno de Aragón, a través del departamento de Medio Ambiente.

La granja cuenta con 11.000 cabezas de ganado porcino y su objetivo es obtener un ahorro energético que permita el autoconsumo. "La digestión anaeróbica del purín permite producir el biogás que a su vez puede ser utilizado para alimentar una caldera, o generadores de energía eléctrica y térmica de la propia explotación", explicó el presidente de la empresa, Jesús Mena.

DESARROLLO LIMPIO El principal problema de las granjas en la comunidad aragonesa es la contaminación que llevan consigo los purines, según destacó el presidente del gobierno autonómico, por lo que "una iniciativa como esta es ejemplar, solo queda ver si esta tecnología se puede generalizar".

Iglesias se mostró ilusionado y satisfecho por participar en la inauguración de esta planta e insistió en la necesidad de producir energías que no dependan exclusivamente de los combustibles fósiles para tener un desarrollo "limpio".

El diseño del proyecto ha corrido a cargo de la ingeniería italiana. Mena destacó el gran esfuerzo realizado, tanto en innovación, como en la consecución de un desarrollo sostenible y su implantación.