José Manuel Zorrilla es un hombre de 44 años que la semana pasada acudió a realizar una prueba de selección para entrar a trabajar en el módulo de puertas de General Motors (GM). Un puesto al que le comunicaron que se incorporaría el próximo 16 de octubre para llevar a cabo un proceso de formación. Sin embargo, se mostró "sorprendido" al escuchar el sueldo que iba a percibir: 12.883 euros brutos al año. Una cifra que José Manuel consideró "vergonzosa", ya que "vamos a cobrar la mitad de lo que se cobra en la planta y esto lo saben los sindicatos". Tal fue el mosqueo de José Manuel que decidió irse y renunciar a la prueba de selección. "En cuanto me dijeron lo que iba a cobrar renuncié a hacer la prueba", señaló a este diario y aseguró: "Es una aberración que nos paguen esto y hablen del boom de General Motors España".