LA FEDERACIÓN de Consumidores en Acción (Facua) mostró ayer su esperanza de que se garantice "el funcionamiento de los servicios mínimos", ante la convocatoria de huelga anunciada por FIA-UGT y Fitega-CCOO en las gasolineras españolas para los próximos 7 y 8 de noviembre, en vísperas del Puente de la Almudena en Madrid. Facua confió en que tanto sindicatos como patronales "se sienten a negociar y pongan fin al asunto". EP