La Entidad Pública Empresarial del Suelo (Sepes) aprobó ayer el convenio de colaboración con las administraciones aragonesas para proceder a la instalación del Polígono Industrial de Tarazona. La medida, que llevará a incentivar y apoyar la instalación de empresas en el citado polígono, fue recibida por la alcaldesa del municipio, Ana Cristina Vera, con "una gran satisfacción y alegría". El polígono se encontraba hasta la fecha en su segunda fase, sin poder ofertarse debido a una paralización judicial.

Con este visto bueno al convenio por parte de Sepes, se da un importante paso de cara a incentivar la adquisición de suelo industrial en Tarazona. La empresa, en virtud de este convenio, se ha comprometido a mantener los precios de venta vigentes en el momento de la firma. Las administraciones otorgarán, cada una de ellas, a las empresas adquirientes de suelo del polígono industrial, una subvención sobre el importe de la adquisición en distintas proporciones.

Así, Sepes otorgará una subvención del 20% del importe de adquisición, que se descontará directamente del precio a pagar por la adquisición de suelo industrial, mientras que el Gobierno de Aragón subvencionará el 15% de la adquisición, la Diputación de Zaragoza lo hará con el 10%, y el Ayuntamiento de Tarazona aportará un 5%.

Las empresas adquirientes de suelo industrial podrán solicitar las subvenciones, siempre que hayan obtenido las licencias de obra y actividad, y comiencen la edificación en la parcela en un plazo máximo de 6 meses a contar desde el otorgamiento de licencia de obras.