El presidente del Grupo Santander, Emilio Botín, descartó que el banco tenga previsto realizar compras "ni en España ni en el extranjero." El responsable del primer grupo financiero español insistió ayer en que "estamos satisfechos con el tamaño de la entidad y no nos hace falta comprar para lograr los objetivos". De esta forma, Botín, salió al paso de los intensos rumores sobre operaciones empresariales en el sector bancario español que apuntaban directamente al grupo que preside. Esos rumores han impulsado al alza las acciones de la banca en los últimos días.

"Estamos en una situación absolutamente diferente que hace dos años con la compra del británico Abbey. Hoy no estamos en esa onda de compras." Recordó que el banco es la 11ª entidad financiera del mundo por valor en bolsa, la 13ª por activos y la sexta por resultados. "Estamos en crecimientos del 25%, con alzas en todas las patas del negocio", aseguró. "Puede presentarse alguna compra, pero no es la preocupación de la casa", dijo. Botín manifestó el interés del grupo por mantener su perímetro actual, en el que se incluye Banesto, y explicó que el Santander no tiene intención de comprar el 13% del capital que fluctúa en bolsa, ni de colocar en bolsa acciones de esa entidad.