Cómo han repercutido las subidas de tipos de interés a sus clientes bancos y cajas? Es un misterio. Todas las entidades extienden una cortina de humo a la hora de responder. El eslogan es: "Nosotros hacemos el traje a la medida del cliente". La importancia que han adquirido los ingresos por comisiones hace que las oscilaciones del precio del dinero hayan perdido peso relativo en las cuentas de resultados de las entidades.

En el 2005, los tipos de interés estaban al 2%. Tras sucesivas subidas del Banco Central Europeo (BCE), la semana pasada el precio del dinero llegó hasta el 3,25%. Se prevé otra subida a finales de año, hasta el 3,50%, y los analistas pronostican que puede llegar al 4% en el 2007.

El departamento de consumo de banca comercial del Santander insiste en que ellos fijan los tipos de "forma individualizada". Los préstamos al consumo se dan en función de muchos factores: el precio de la competencia, la vinculación del cliente, el plazo y el importe de la operación. También según el coste del dinero, que "no es, necesariamente, el factor más importante". Lo difícil es encontrar operaciones comparables en plazos concretos.

El banco cántabro reconoce que "sí existen algunos productos de precio fijo y cerrado". Por eso, se arriesga a dar una evolución del tipo de interés en los préstamos a tipo fijo. Para cualquier operación inferior a 60.000 euros a cinco años, en octubre del 2005 el precio era el 8%; en marzo de 2006 seguía igual y en septiembre último ya estaba al 8,5%.

Un portavoz de La Caixa se mostró más temeroso. "Nosotros tenemos un modelo de gestión personalizado, por eso no podemos remitirnos a unos datos concretos." El BBVA tira por la calle del medio. "Este banco se ha ajustado a la tendencia del mercado. Ahora tenemos una campaña con Acción 10, que ofrece una rentabilidad anual entre el 2,80% y el 3% de TAE". En cuanto a los créditos, el banco se remite al crédito PIDE, un producto "de crédito preconcebido del que puedes disponer en el cajero". Prestan de 6.000 a 24.000 euros a un máximo de tres años y al 7,5% TAE.

Sólo Caja Madrid se arriesga con datos. Para un "préstamo crédito familiar" el tipo de inicio de los seis primeros meses, en septiembre del 2005, estaba al 7,50% y ahora está en el 7,75%. En octubre del 2005, un depósito de 6.000 euros se remuneraba a un 1,65%; en marzo subió al 1,75%; y ahí seguía en septiembre pasado. Ahora, tras la última subida del BCE, llega al 2%, siempre mejorable en función del perfil del cliente.

Un técnico del sector hace un resumen a modo de conclusión. Para remunerar los ahorros, la subida se ha traslado en un 100%, menos el diferencial, de forma que si el año pasado se pagaba un 2%, ahora está alrededor del 2,8%. Los créditos, sin embargo, han subido en torno a cinco décimas. Y cada caja o banco actúa como quiere.