El salario medio que percibieron las mujeres en el 2005 se elevó hasta los 12.800 euros anuales, una cantidad que fue 5.521 euros o un 30,1% inferior a los 18.321 euros que cobraron de media los hombres, según los datos publicados ayer por la Agencia Tributaria. No obstante, las diferencias salariales entre hombres y mujeres continuaron acortándose el año pasado, gracias a que el salario medio femenino creció el 3,03% frente al aumento del 1,99% del masculino.

Desde el 2000, el desfase entre los salarios se ha reducido muy ligeramente, ya que en aquel ejercicio las mujeres cobraron 10.266 euros anuales, un 32,6% menos que los 15.239 euros percibidos por el sector masculino. Al cierre del pasado ejercicio, el grueso de los asalariados eran hombres, ya que suponían el 58% del total, mientras que las mujeres representaban el 42% de los trabajadores.

El número de asalariados en España creció el año pasado en más de un millón de personas, hasta 18.359.870 trabajadores, debido "sin lugar a dudas" por el proceso de regularización de inmigrantes llevado a cabo durante este periodo. El salario medio de los trabajadores fue de 16.018 euros, lo que supone un aumento de 360 euros o el 2,3% respecto al ejercicio 2004.