Los trabajadores de la compañía aérea Ryanair y los de Lesma, su empresa encargada de la asistencia en tierra de aviones y pasajeros, realizarán hoy una huelga de dos horas para exigir el cumplimiento del convenio sectorial y el respeto de la ley de prevención de riesgos laborales. La convocatoria, que afectará presumiblemente a los vuelos de la compañía en Zaragoza, parte en España del sindicato CCOO, que ya anuncia nuevos paros. Este miércoles prevé una huelga de cuatro horas, y otra de 24 horas para el 23 de octubre.

La protesta tiene carácter internacional y, aunque fue convocada con anterioridad, llega precisamente después de que el diario El Punt informase en su edición del sábado que la Generalitat ha sancionado a Aena y Ryanair por las deficientes condiciones de trabajo de su personal en el aeropuerto de Girona. La multa a Aena es de 42.000 euros, aunque de momento se desconoce la impuesta a la compañía aérea.

Ryanair, de capital irlandés y canadiense, emplea a 210 trabajadores en los trece aeropuertos españoles en los que opera la compañía, incluido el de Zaragoza. En Lesma, de capital español, trabajan 145 personas. CCOO sostiene que la negativa de ambas empresas a dialogar obliga a la convocatoria de los paros.

El sindicato CCOO aseguró haberse reunido con las direcciones de las dos compañías para expresarles su desacuerdo por los "continuos incumplimientos en materia de jornada laboral, retribuciones, cualificación y entrenamiento de personal", una "práctica habitual" en las dos empresas, asegura.

En un comunicado enviado por este sindicato, tampoco se respeta la ley de prevención de riesgos laborales y se permiten prácticas como el embarque de pasajeros junto a aviones con las turbinas en marcha, el repostaje de combustible durante el embarque o desembarque y la colocación de calzos en las ruedas de las aeronaves cuando aún no se han detenido las turbinas.