Sacyr Vallehermoso, la constructora que preside Luis del Rivero, se hizo ayer con un 9,23% del capital social de Repsol por 2.855 millones de euros, a un precio medio de 25,32 euros por acción. La constructora comunicó a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) la compra. A su vez, la petrolera que preside Antoni Brufau corroboró el carácter "amistoso" de la operación.

Sacyr ha tomado una parte de ese capital de forma directa. Otra porción, a través de opciones de compra. El importe total de la inversión directa desembolsada asciende a 1.504 millones. El resto se ha obtenido mediante la firma con varias entidades de coberturas financieras.

Fuentes de ambas compañías reconocieron que la participación podría elevarse hasta que alcance entre un 15% y el 20% del capital. Sumado al 15% de Repsol que controla La Caixa, ambas entidades formarían un núcleo duro accionarial que conjura el temor a una opa hostil. La sombra del caso Endesa, que al final puede caer en manos de un gigante extranjero, ha tenido mucho que ver en la operación.

PARTICIPACIÓN ESTABLE Sacyr afirmó que la participación tiene "carácter estable" y se enmarca dentro de su estrategia de "diversificación". Además, Repsol YPF, por su tamaño y posición, es una "oportunidad única" para entrar en el mercado de la energía. La constructora elogia también la "calidad" del equipo de gestión que pilota Antoni Brufau, "totalmente comprometido con el proyecto de futuro de Repsol" y al que Sacyr prestará "total apoyo".

Del Rivero cuenta con el apoyo del consejo y de los principales accionistas --Juan Abelló, José Manuel Loureda, Manuel Manrique y la Mutua Madrileña-- y sólo exigirá los puestos que correspondan por la participación. La Caixa, con un 15%, tiene dos consejeros. Repsol hizo público anoche un comunicado en el que anunciaba que facilitará el acceso del nuevo accionista a sus órganos de gobierno. Sacyr-Vallehermoso intentó mantener con discrección la compra durante todo el día para que el precio de los títulos no se disparara y encareciera las compras pendientes. Quería comunicarlo a la CNMV mañana, pero la rumorología de las bolsas le obligó a hacerla pública antes. Repsol subió el 4,55%.

La entrada de Sacyr-Vallehermoso en Repsol se produce semanas después de que otra constructora, Acciona (de la familia Entrecanales), entrara en Endesa y de que el grupo ACS, de Florentino Pérez, comprase un 10% de Iberdrola para explorar una integración con Unión Fenosa.

A Brufau sólo le quedaba esta alternativa, una vez que los Entrecanales y Florentino habían escogido pareja. Esther Koplowitz, primer accionista de la constructora FCC, no se siente tentada por el sector energético. Gas Natural y Repsol (ambas filiales de La Caixa) buscan resarcirse del mal sabor de boca que les ha dejado la frustrada opa de Gas Natural sobre Endesa.