El Banco Santander vendió ayer 11.650.893 acciones de Cepsa (el 4,35% de su capital) al grupo franco-holandés Total por 52,9 millones de euros, esto es, a 4,5 euros por acción, lo que significa 656,4 millones de euros por debajo de su valor actual de mercado. Para desbloquear el conflicto jurídico sobre el control de Cepsa, el Santander vendió a Total el 4,35% de aquella a un precio de 4,54 euros por acción. Así, la participación de Total en Cepsa sube hasta el 48,83% y el Santander mantiene el 30,66%. El banco celebrará junta extraordinaria el día 23 para aprobar la absorción de Somaen Dos y cumplir el acuerdo con Total, por el que los franceses recuperarán el 8,3% de Cepsa. Si se aprueba, el Santander, que cedió el 19,9% de Cepsa a Somaen Dos, completará la absorción y su patrimonio será trasladado al banco, que se quedará con el 27,7% de Cepsa.