El amianto preocupa. Tanto UGT como Comisiones Obreras de Aragón dedicaron el día de ayer a hablar sobre este material y su incidencia negativa en la salud de los trabajadores que han estado en contacto con él. El primero de los sindicatos celebró la jornada Los riesgos del amianto desde una visión socio-laboral, en la que responsables del sindicato, de la Mesa del Amianto en Aragón, del Instituto Nacional de Seguridad e Higiene, de la Seguridad Social y del Gobierno central, representado por el diputado socialista Jesús Membrado, explicaron cómo los operarios que han usado estas fibras pueden llegar a verse afectados por el cáncer que provoca, a pesar de que hayan pasado más de 20 años desde el momento de la exposición. Por su parte, CCOO anunció un ciclo de ponencias para el próximo viernes, en el Centro de Congresos de Ibercaja, bajo el lema ¿Qué está pasando con el amianto?, donde se profundizará sobre el nuevo marco legislativo que entró en vigor el pasado 11 de octubre mediante el decreto que establece las disposiciones mínimas de seguridad y salud aplicables a los trabajadores con riesgo de exposición a este material.

El secretario de Salud Laboral y Medioambiente de CC.OO Aragón, Benito Carrera, cifró entre "45.000 y 55.000 los afectados en España que pueden llegar a fallecer hasta el año 2030", unos números que, según él, "nos obligan a hacer propuestas concretas de trabajo". Entre ellas, se encuentran la creación de un Registro de Empresas con Riesgo de Amianto (RERA) --donde aparecen 2.500 trabajadores de seis empresas--, la realización de auditorías para detectar dónde se encuentra este mineral, el control por Inspección de Trabajo del incumplimiento de nuevo decreto o la preocupación por la gestión del amianto como residuo. Especial protagonismo en este asunto cobra la compañía CAF, asentada en Zaragoza, donde se han computado 25 fallecidos y otros 10 perjudicados con placas pleurales.

El amianto o asbesto es un material fibroso, resistente al ataque químico e incombustible, por lo que cuenta con aplicaciones industriales muy diversas. Las fibras de amianto son fuertes, duraderas, resistentes al calor y el fuego, por lo que se han utilizado en las últimas décadas en actividades de construcción y productos industriales. Está presente en el sector del ferrocarril, construcción, en los vehículos, en barcos y aviones, textiles, edificios, tuberías, calderas o sistemas de calefacción.