Sacyr Vallehermoso, presidida por Luis del Rivero, y Repsol YPF, presidida por Antoni Brufau, coinciden públicamente en la satisfacción que les produce ser aliadas, aunque no están de acuerdo en el porcentaje de esa alianza. Mientras fuentes de Repsol mantienen que el compromiso de entrada terminará con una compra de entre el 15% al 20% de la petrolera, la constructora defiende que no pasará del 10%.

"Sería absurdo que Sacyr confirmara que va a seguir comprando. Calentaría aún más el valor", subrayaba ayer un analista, que fue informado en la presentación que se hizo ante los expertos por Ana de Pro, directora general de desarrollo corporativo, y Javier Pérez, consejero.

Por el contrario, otras fuentes cercanas a la operación mantienen que si Sacyr se quedara únicamente con el 10% que compró el lunes, la petrolera estaría aún bajo el riesgo de una opa hostil, puesto que La Caixa, en estos momentos, controla de forma directa tan sólo un porcentaje que no llega al 10%. Además, a través de la sociedad Repinves, Caixa Catalunya y la caja que preside Fornesa tienen un 2,5% cada una, si bien los derechos políticos de las acciones los ejerce La Caixa. "Brufau necesita tener un núcleo duro con alrededor del 35% del capital siendo fiel", explicaron.