Marcelino Iglesias, garantizó ayer a las comarcas mineras aragonesas que, a pesar de la patente disminución de fondos que recibirán del nuevo Plan Miner, ninguno de los proyectos en marcha vinculados con éste quedarán sin financiación y, por tanto, todos se acabarán. El Gobierno aragonés se mostró en contra de que el criterio fundamental para el reparto tenido en cuenta fuera la pérdida de puestos de trabajo (127 hasta el 2012 en Aragón). E. P.