La dirección de Primayor hizo ayer una nueva propuesta, "firme y final" a los trabajadores de la empresa cárnica, después del expediente de regulación de empleo que presentó el pasado 31 de julio por el que pretende despedir a 144 personas y cerrar la planta de Zaragoza. La oferta consiste en: una indemnización por extinción de contrato de 24 días con un máximo de 13 mensualidades abonadas por el Fondo de Garantía Salarial y el exceso, es decir, 4 días, la abonaría Primayor; la recolocación de 60 trabajadores en una empresa sin especificar y 18 (expertos en frío y calderas) en una empresa de la compañía de la zona Centro; y la prejubilación de 12 trabajadores (2 de Mollerusa, 9 de Zaragoza y 1 de Calamocha), según las condiciones establecidas por la Ley. La plantilla, que deberá dar una respuesta el día 30, quiere "seguir luchando por mantener su puesto de trabajo y demostrar que el expediente no tiene sentido ni causas".