El freno de la subida de los precios de la vivienda no se reflejado aún en la actividad constructora en España, que se ha mantenido al alza en los primeros cinco meses del año. El ritmo de iniciaciones en este periodo supera el 11% respecto al año pasado, y si se mantiene todo el año cerrará con un total próximo a las 800.000 viviendas. Una cantidad que supera con creces a la previsión de creación de nuevos hogares este año: 550.000. En este mismo periodo de cinco meses, las viviendas terminadas visadas por los colegios de arquitectos técnicos aumentaron en un 15,9% y, a este ritmo, en el 2006 se habrán puesto en el mercado 610.000 pisos nuevos más.

Los precios del suelo en los municipios de 50.000 habitantes descendieron un 2,4% interanual, descenso que fue del 1,4% en los municipios de menos de 1.000 habitantes y del 7,1% en los de entre 1.000 y 5.000 habitantes. Por otra parte, el número de transacciones en el segundo trimestre de 2006 ascendió a 15.153, un 35% menos que en 2005, por valor de 3.890 millones de euros y con una superficie transmitida de 23,4 millones de metros cuadrados, un 30,2% menos.